miércoles, 2 de septiembre de 2015

Sólo si quieres

Si quieres, sellamos un pacto
y nos mudamos la piel;
de humanos a gatos.
Para lamernos, de noche,
las viejas heridas.

Si quieres, te envuelvo mi tiempo
en papel de regalo.
Si quieres, te robo el dolor
y tatúo tu risa en mi pecho,
sin que me lo pidas.

Si quieres, le restamos al metro
las 13 estaciones que hay
de tu casa a la mía.
Mi boca a la tuya, sin transbordos,
sin cambios de vías.

Si quieres, adopto noviembre
y le visto de abril
para cuando llegues.
Le timo al banquero
y vacío tu cuenta de besos corrientes.

Si quieres, te acorto la falda
y me alargas la vida.
Si quieres, te espero en el fondo,
me rescatas de un guiño
y trepamos tu cima.

Si quieres, te estudio a miradas,
doctorando mis manos
en tu anatomía.
Contagio al domingo de viernes,
y le curo sus sombras con tu compañía.

Si quieres, me mojo en tu orilla.
Me seco en tus brazos
y me enciendo por dentro.

Si quieres...

2 comentarios:

  1. "Si quieres, te envuelvo mi tiempo
    en papel de regalo.
    Si quieres, te robo el dolor
    y tatúo tu risa en mi pecho,
    sin que me lo pidas".

    Me ha encantado todo el texto. En serio, es increíble. Pero esa parte en concreto me ha enamorado. Menudo talento tienes.

    ResponderEliminar
  2. Me falta una lectura más para aprenderme el texto mejor que las conjugaciones de los verbos latinos.

    ResponderEliminar